Todo acerca de la salsa de mole

Todo acerca de la salsa de mole

El mole es una salsa rica, oscura, de color marrón rojizo, que viene en muchas variantes. Derivado de la palabra nahuatl molli que significa salsa, guiso o mezcla, el mole puede usarse en muchas aplicaciones y posee una amplia gama de ingredientes. El mole es más conocido por su ingrediente estrella —el cacao o chocolate mexicano— que contribuye al gusto exquisito de la salsa sin agregarle un sabor dulce empalagoso. El chocolate también ayuda a brindar al mole una tonalidad oscura junto con un surtido de pimientos. Otros elementos del mole son una mezcla de chiles, cebollas salteadas, ajo, una variedad de hierbas y especias, pasas de uva, plátanos y cacahuates.

Algunas recetas de mole necesitan entre cuatro y cinco horas o incluso varios días para desarrollar y fundir los sabores.

Los matices de fondo refinados, amargos y ahumados hacen que sea la salsa perfecta para acompañar cualquier carne. El mole se sirve tradicionalmente sobre el pavo, con acompañamiento de tamales sin relleno, pero también se sirve habitualmente con pollo, guisos, enchiladas o carne de puerco. En octubre de todos los años, San Pedro Actopan, México, es la sede de un Festival del Mole en el que la gente puede degustar y aprender acerca de los antecedentes culturales de esta salsa excepcional.