Cómo iniciar el año nuevo saludablemente

Cómo iniciar el año nuevo saludablemente

El comienzo de un Año Nuevo es siempre un momento muy propicio para tomar resoluciones útiles, como bajar de peso. No obstante, hacer que una resolución se convierta en un estilo de vida general saludable es mucho más beneficioso ¡y hay muchas maneras creativas para lograrlo! La salud comienza en la cocina. He aquí algunas de nuestras sugerencias para incorporar ingredientes saludables en su dieta.

diversifique el aceite.
Pruebe, por ejemplo, aceite de coco, aguacate o semillas de uva. Estos aceites son alternativas más saludables de los aceites con contenidos altos de grasas trans. El aceite de coco es excelente como sustituto de la mantequilla en platos tales como pasteles de hojaldre, escones y coberturas y glaseados. El aceite de aguacate es ideal para la cocción a alta temperatura, tal como el asado a la parrilla y en asadera, y le da un sabor excelente al aderezo de la ensalada. Pruebe el aceite de semillas de uva si no desea sentir el gusto del aceite en su plato, como cuando saltea cebollas u horna frituras de batata.

incorpore grasas saludables.
Ah, “grasas saludables”. Esto no es una paradoja. Existen realmente. Un aguacate promedio contiene 30 gramos de grasa, pero en su mayor parte es grasa monoinsaturada o “buena”. Se ha determinado que este tipo de grasa reduce ciertamente los niveles de colesterol, de modo que puede comenzar a cambiar su aderezo mayo por unas cuantas rodajas de aguacate. Otras “grasas saludables” son las que se encuentran en nueces y semillas, como también en pescados grasosos, tales como salmón, atún, trucha y caballa.

dé una sorpresa con la proteína magra.
Cuando la gente piensa en la proteína magra, se le ocurre la pechuga de pollo deshuesada y sin piel, ¡pero hay muchas otras opciones! El pescado es una fuente excelente de proteína, al igual que los huevos, los productos lácteos bajos en grasa como el yogurt, los frijoles y las legumbres, así como las nueces y semillas. Todos estos alimentos ricos en proteínas harán que se sienta satisfecho durante más tiempo, haciendo que coma menos.

busque los granos enteros.
No todos los panes de trigo, arroz y avena se hacen con granos enteros. Cuando vaya a la tienda de abarrotes, busque las palabras “whole grain” (grano entero) en la lista de ingredientes de estos productos. Los granos enteros ricos en fibra brindan muchos más nutrientes que los granos refinados y es más fácil incorporarlos a sus comidas. ¿Preparando sopa de verduras? Agregue cebada a la cacerola. ¿La pasta es su plato favorito? Reemplace la pasta por fusilli o penne de grano entero. ¿Necesita cubitos de pan para decorar una ensalada? Tueste y triture el pan de grano entero en lugar de usar cubitos de pan envasados.